sábado, 23 de enero de 2010

Burbujas.

Supongo que me he acostumbrado tanto a la energía imprevista que me encuentro allí donde voy que he olvidado lo abrumadora que puede resultar. Así que, me subo la capucha de mi sudadera, me pongo el mp3 a todo volumen, y me encierro en la burbuja donde nadie puede entrar.

2 comentarios:

vacunadacontralarabia dijo...

ohhhh el texto U_u' me encanta!
voy a empezar a robartelos de guay xDDDDD, nah es broma!

bueno somos hermanas de pijama jajajajajaja

cisne negro dijo...

esa es algun tipo de medicina que todos acabamos utilizando :3