lunes, 9 de noviembre de 2009

Crepusculo.


Cerré los ojos y me frote las sienes con los dedos en un intento de desterrar de mi mente los sentimientos de culpa y lastima. El señor Banner comenzó a hablar. Suspire y abrí los ojos.
Edward me miraba con curiosidad, aquel habitual punto de frustación de sus ojos negros era ahora aun mas perceptible.
Le devolví la mirada, esperando que el apartara la suya, pero en lugar de eso, continuo estudiando mis ojos a fondo y con gran intensidad. Me comenzaron a temblar las manos.
- ¿Señor Cullen? - le llamo el profesor, que aguardaba la respuesta a una pregunta que yo no había escuchado.
- El ciclo de Krebs - respondió Edward; parecía reticente mientras se volvía para mirar al señor Banner.
Clavé la vista en el libro en cuando los ojos de Edward me liberaron, intentando centrarme.

1 comentario:

cisne negro dijo...

Me encanta esa parte del libro, lo de las miradas.

te quiero(L)