jueves, 25 de junio de 2009

Se había ido...


El amor, la vida, su sentido...todo se habría terminado. Caminé y caminé. Perdí la noción del tiempo mientras me abría paso lentamente por la espesa maleza. Debieron de transcurrir horas, pero para mi apenas eran segundos. Era como si el tiempo se hubiera detenido, porque el bosque me parecía el mismo sin importar cuán lejos fuera. Empecé a temer que estuviera andando en círculos -después de todo, sería uno muy pequeño-, pero continué caminando. Tropezaba a menudo y también me caí varias veces conforme oscurecía cada vez más. No recordaba cuántas horas habían pasado desde el anochecer. ¿Siempre reinaba semejante oscuridad de noche?. Lo más normal sería que algún débil rayo de luna cruzara el manto de nubes y se filtrara entre las rendijas que dejaba el dosel de árboles hasta alcanzar el suelo...Pero no esa noche. Esa noche el cielo estaba oscuro como boca de lobo. Es posible que fuera una noche sin luna al haber un eclipse, por ser luna nueva. "Será como si nunca hubiese existido".


- Luna Nueva -; Stephenie Meyer.

1 comentario:

cisne negro dijo...

Bufff, es demasiado.
Es una de mis partes favoritas de Luna nueva


te querioooooo roxichan :3